Usamos cookies propias y de terceros para mostrar información personalizada, y por motivos estadísticos. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. OK Más información
HUEVO DURO.
Vamos con un reto culinario. ¿Te comerías tus propios testículos? ¿Y si te dijéramos que si no lo haces, nunca volverás a tener una erección en tu vida? Esta es la situación a la que te enfrentas hoy. Comerte tus propios huevos cocinados como prefieras a cambio de que tu pajarito no pierda su capacidad de levantarse.
No tienes tiempo de congelar tu esperma por lo que perderías también la capacidad de procrear si te los comes. Si los dejas en su sitio si que podrán extraerte esperma para inseminar un óvulo en laboratorio pero olvidate de meterla. Es como intentar jugar al billar con una cuerda en lugar de un palo.
De conservar los cataplines, tu impotencia será crónica e incurable, no habrá método alguno por el que puedas volver a empalmarte. El placer sexual lo seguirás teniendo pero en mucha menor medida ya que con eso flácido te será más difícil conseguir la estimulación necesaria.
Si eres chica, imagina que afecta a tu pareja pero la decisión es únicamente tuya y no puedes saber lo que opina él. Eso si, tu serás la que se tenga que comer sus huevos si tomas esa opción. De ser lesbiana, ponte en el papel de un hombre o imagina que tienes un hombre por pareja, lo que prefieras.

HUEVO DURO.

Vamos con un reto culinario. ¿Te comerías tus propios testículos? ¿Y si te dijéramos que si no lo haces, nunca volverás a tener una erección en tu vida? Esta es la situación a la que te enfrentas hoy. Comerte tus propios huevos cocinados como prefieras a cambio de que tu pajarito no pierda su capacidad de levantarse.

No tienes tiempo de congelar tu esperma por lo que perderías también la capacidad de procrear si te los comes. Si los dejas en su sitio si que podrán extraerte esperma para inseminar un óvulo en laboratorio pero olvidate de meterla. Es como intentar jugar al billar con una cuerda en lugar de un palo.

De conservar los cataplines, tu impotencia será crónica e incurable, no habrá método alguno por el que puedas volver a empalmarte. El placer sexual lo seguirás teniendo pero en mucha menor medida ya que con eso flácido te será más difícil conseguir la estimulación necesaria.

Si eres chica, imagina que afecta a tu pareja pero la decisión es únicamente tuya y no puedes saber lo que opina él. Eso si, tu serás la que se tenga que comer sus huevos si tomas esa opción. De ser lesbiana, ponte en el papel de un hombre o imagina que tienes un hombre por pareja, lo que prefieras.



Comentarios del blog proporcionados por Disqus